lunes, 11 de agosto de 2008

Bothrops asper (terciopelo rabo amarillo).

Se Ua Manzanillo se enorgullece de presentar lo ultimo en turismo de aventura: "The Ultimate Caribbean Killer Snake Scary Shit Tour", que traducido al español debería decir algo asi como susto de la gran puta. Nada mas echarle un ojo a lo que tiene que decir el oraculo que todo lo sabe, que todo lo ve:
"Bothrops asper"
From Wikipedia, the free encyclopedia
Common names
: terciopelo, fer-de-lance,[2] (more).

Bothrops asper
is a venomous pitviper species found in Central and northern South America.[1] Sometimes referred to as the "ultimate pitviper," these snakes are found in a wide range of lowland habitats, often near human habitations. Large and nervous, this species is the main cause of snakebite incidents within its range.[2] No subspecies are currently recognized.[3


Dejando de lado el tufo de tragedia que emanan las aceveraciones presentadas por la fuente, y claro suponiendo que se trata de datos veridicos, aunque igual sugieren mucho acerca del estado de constante alerta en que vive la pobre gente en estos dias, cabe subrayar la singular belleza de tan curioso animalito, la casi hipnotica atraccion que desde el principio de los tiempos hace que cualquiera intuya el poder de la muerte en esos penetrantes ojillos.

Sorprendase al encontrar un ejemplar joven y bastante saludable de serpiente terciopelo al ir medio dormido al baño en la mañana.


Verificando el amarillo en la parte posterior de la cola, asi como el intrincado y elegante diseño en el lomo de la serpiente, se elimina cualquier duda con respecto al poder letal del veneno que una hipotetica mordida se supone, seria inyectado en el organismo de la victima.


Si, de hecho nuestro amigo y conocedor Don Wicho expone aqui los colmillos para cerciorarse de lo que sospechaba, mas de un centimetro de largo cada uno, minimo un centilitro de muerte liquida por dosis.


Con un veloz destello del machete, antes siquiera de que me de tiempo de pensarlo, Wicho acaba para siempre con la duda de si este desafortunado animalito pudiera hacerle daño por una mala casualidad a un ser humano que estuviese hospedado con nosotros, por ejemplo. En la selva las diferentes especies tienen encuentros como este en todo momento, eso alla es simplemente asi; y por cierto, las camadas de Tercipelo son de hasta noventa crias.